Salsa gorda al estilo de Gilberto Pulpo Colón, pero…

Gilberto Colón, Ray Bayona y Walthino ponen la salsa en el Club Apurímac. La fiesta está prevista para el sábado 14 de mayo.

No creemos que haya sido intencional. Pero hay algo que falla en el afiche promocional de este concierto. Por un lado, la frase “apunta y dispara”. Y, por el otro, la inclusión de un arma de fuego. Esto, sin duda, no le hace nada bien a la salsa. ¿Hay necesidad de publicitar así un concierto? Realmente creemos que no.

Sabemos que el movimiento salsero tuvo sus inicios en la precariedad latina de la difícil ciudad de Nueva York. Que tiene olor a desarraigo. Y que el mensaje social ha estado presente, incluso más allá del increíble repertorio de Rubén Blades. Pero ha pasado mucha agua bajo el puente y, en la actualidad, incluir un revólver en una coyuntura de inseguridad ciudadana como la que vive Lima y el Callao, pudo haberse evitado.

Por ello, no podemos dejar de preguntarnos ¿estamos haciéndole sin querer un autogol a la salsa? Así como el pregón necesita de creatividad y talento, también aguardamos lo mismo para la publicidad de una fiesta salsera.

El Pulpo, Bayona y Walthino

Por lo demás, la presencia en Lima de Gilberto Pulpo Colón ya se hace una constante. Y nos alegra saber que ha ido creciendo el cariño entre el pueblo salsero local y este maestro del piano. Lo de Ray Bayona es bastante conocido. Su estilo para cantar conecta a todos con ese sabor neoyorquino que tanto gusta. Improvisación en clave y sentimiento a raudales. Asimismo, Walthino, nuestro crédito nacional, llega con toda su potencia y criterio para el pregón exacto. No cabe duda que será una noche de auténtico relajo salsero. No olvidemos que la velada se abrirá con La Chola Caderona, de Omar Basallo, y con La Malanga, de Fernando Flores. Lleguen temprano. Y recordemos: la salsa no es violencia.


¿Qué piensas de esta publicación?