“El genial Frankie Ruiz”, por Carlitos Loza

El 23 de diciembre de 1986 apareció en el diario Extra una carta de Carlos Loza Arellano ‘Caribe Soy’ dedicada a Frankie. Aquí la compartimos fielmente, tal como salió publicada.

Columna de Carlitos Loza dedicada a Frankie Ruiz. Fue publicada el 23 de diciembre de 1986 en el diario Extra. (Foto: Antonio Alvarez F/Salserísimo Perú)

Tienen ustedes razón. ¿que por qué?, la mayoría de las veces les converso sobre grandes hombres de la música y me olvido de algunas que, sin serlo todavía, cuentan con el importante apoyo del público mayoritario, es el caso de Frankie Ruiz.

En estos momentos el mayor vendedor de discos tropicales en el Perú es él. Es una verdad indiscutible, no hay cómo negarlo.

Lo conocí hace años en la Feria del Hogar. La figura era la orquesta ‘La Solución’ y, con ellos, se apareció un joven de bigotes tupidos como vocalista. Lo escuchamos, un timbre de voz alta, una simpatía enorme, el público lo aplaudió a rabiar con un número que trajo e impuso “La rueda”. No me entusiasmaba. Le veía ciertas condiciones pero solo eso, aunque presagiaba de él cosas mayores.

SUS INICIOS

Nació hace cosa de 30 años en Puerto Rico y ya cuando integraba un grupo escolar sentía su admiración por cantantes del lote de Cheo Feliciano, Andy Montañez y Marvin Santiago, todos ellos boricuas. Frankie abrigaba la idea de algún día cantar como ellos o tan siquiera hacerles coro.

Esta tarea era dura ya que en la Isla hay cientos de cantantes que aparecen a diario, sin embargo, ni dudar que él tenía a su favor el fuerte registro vocal con el que había nacido, la diosa fortuna una vez resultó el lazo de Frankie Ruiz con la fama. Él había solicitado que le hicieran una prueba en una disquera y justo el día que lo citan para la prueba, ese mismo día acude la orquesta ‘La Solución’ a terminar de grabar la pista de un Lp. Al ver esto, Frankie lucha tenazmente por su prueba, que se realiza ese mismo día y no tener que regresar. Al ver la tenacidad de aquel muchacho, algunos miembros de la orquesta se ofrecen para acompañarlo, los técnicos de grabación ya se marchaban, esperaron unos minutos más.

LO ESCUCHAN Y LO CONTRATAN DE INMEDIATO

Él se debe de acordar. Lo acompañó sólo un piano y una tumba, el número no interesa, lo cantaba a su manera ‘el muchacho de bigotitos’ al escucharlo uno a uno de los integrantes se acoplaron y terminaron acompañándolo todo la orquesta. Vinieron las felicitaciones y, lo más importante, deciden contratarlo ya que se le avecinaban varias giras. Fue así como llegó a Lima y su nombre comenzó a sonar con caracteres fijos.

Estuvo con ‘La Solución’ no mucho tiempo, ya que pasó a integrar la banda de Tommy Olivencia y sucede lo increíble: lanza un número que se convierte en un suceso dipsómano “Lo dudo”, un éxito que había grabado José José, pero en balada. Frankie lo canta en arreglo a salsa y se convierte en portaestandarte de una corriente de la música tropical, el adaptar las baladas a ritmo de salsa.

¿BALADAS EN TIEMPO DE SALSA?

Te lo dejo a tu criterio, si te agrada ello, no nos hagamos problemas. Si me lo preguntas te diré que prefiero un bolero a salsa que las cursis baladas, pero a la corriente de muchachos nuevos en la salsa, indudablemente, les agrada. Nosotros somos un poco románticos sin aferrarnos a ello.

Lo que sí hay que ser leal es que Frankie está pesadísimo en todas partes y no lo niego. Tiene buena voz, mucho carisma y es un verdadero ídolo salsero. Su estilo y sus interpretaciones gustan a rabiar en Puerto rico, Panamá, Colombia, Venezuela o aquí en Perú donde sin materia de dudas sus discos son los que más se escuchan en las emisoras.

SU LLEGADA

Una vez se anunció la actuación de Frankie en Lima, ¿que quién lo trae? ¿Que dónde se va a presentar? Tampoco lo sé, pero sí sé que vendrá con su esposa Judy Ruiz. Llega con su pianista y director musical Willy Sotelo y entre los músicos están Reynaldo Torres, Pedro Antonio Sánchez (trompeta), Edwin Otero, Moisés Cancel (trombón), Jorge Díaz Torres, David Forestier (timbal), Michael Agrahante (conga), Carlos Santiago Vega (bongó), Iván Acosta (bajo), Rubén Suárez (coro). De ellos el más veterano es es el trompeta Pedro Antonio Sánchez, que tiene 34 años el próximo 6 de enero y el más joven es el trombonista Moisés Cancel que acaba de cumplir el 29 de noviembre 24 años. Me olvidaba decirles que el nombre verdadero de Frankie es José Antonio Ruiz.

Quiero expresarle mi saludo desde ya a este ídolo de los muchachos.

‘Caribe soy’ envía un saludo afectuoso a todos sus lectores en esta Navidad y que no falte un pedazo de bizcocho en todos los hogares peruanos. Les deseo de todo corazón.


¿Qué piensas de esta publicación?