HÉCTOR LAVOE EN PERÚ: A 30 AÑOS DE SU LLEGADA