Extraño robo de celular a Frankie Vázquez durante concierto en Lima

El Sonero del Barrio se disponía a cantar cuando ocurrió el incidente que opacó la jornada organizada por el colectivo Salseros de Acero, en Surquillo.

Frankie Vázquez se retira del Club Pampacolca. (Foto: Martín Gómez/Salserísimo Perú)

Frankie Vázquez, el Sonero del Barrio, no tuvo una noche mágica como aquella del restaurant “A mi manera”, hace varios años en el Callao. Esta vez llegó, cantó cuatro canciones y se fue. En la previa, adujo que le habían robado el celular mientras saludaba a sus fans. Ello hizo pensar que el artista no cantaría en el show organizado por el colectivo Salseros de Acero.

La actividad se venía realizando con normalidad. Las orquestas Doble Salsa, el Sexteto Colorado y La Fragua habían dejado el sudor en la tarima. Luego les tocó el turno a La Chola Caderona y a la trujillana orquesta Segovia. Y, cuando le correspondía subir a tarima al internacional de la noche, empezó el mar de dudas.

Frankie, quien había llegado minutos antes de su presentación, salió de manera imprevista del recinto escoltado por dos personas de seguridad y manifestó que no tenía su celular. El hecho causó asombro entre quienes allí estaban. Los agentes de seguridad, ubicados en la puerta principal, impidieron que la gente se retire. Así, mientras algunos bailaban con la música de cabina, otros se preguntaban qué estaba pasando con el sonero boricua.

Luego de varios minutos, Vázquez ingresó nuevamente al local. La orquesta se alistó para acompañarlo y la salsa del cantante, por fin, sonó en el Club Pampacolca. El baile, pese a un sonido que dejó mucho que desear, se apoderó del ambiente. El cantante estuvo en lo suyo, aunque el concierto no era redondo.

Carlos Orozco, el director de La Fragua, se nos acercó y mencionó: “Frankie es una estafa”. Walter Rentería, fundador de Pueblo Latino, opinó que lo del robo del celular pudo ser una treta del artista. Que aquí hay algo más y que el público no sabe, que la gente que asistió al concierto para ver un show internacional, mínimo de hora y media, fue engañada.

Frankie Vázquez terminó sus cuatro canciones y, posteriormente, se marchó en un auto de placa D4F-032 junto a algunos de los organizadores. En el Club Pampacolca, mientras tanto, la salsa siguió sonando. Pero a nosotros nos quedó la duda, la inmensa duda, de haber estado frente a un show completo del maestro Vázquez. ¿Qué pasó con el Sonero del Barrio? Esta y otras preguntas quizás buscarán respuestas en los próximos días.


¿Qué piensas de esta publicación?