Gilberto Santa Rosa celebró con hits su 40 aniversario en Lima

El Caballero de la Salsa estuvo acompañado de destacados artistas como José Alberto El Canario y Oscar D’ León. Aquí los detalles.

(Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)

Un show de 10 puntos. Eso fue lo que Gilberto Santa Rosa le ofreció al público peruano con ’40 y contando’ – realizado el sábado pasado en el Jockey Club- que estuvo lleno de éxitos. Éxitos que retrocedieron a más de uno en el tiempo, como si se tratara de un concierto de los 90s; y es que todavía con la voz intacta, el Caballero de la Salsa deleitó a los miles de salseros con temas como ‘Conciencia’, ‘Perdóname’, ‘Lluvia’ (de su etapa con Willie Rosario), ‘Sin voluntad’ y ‘Malherido’, entre otras.

Por: Daniel Alvarez

La noche salsera arrancó al promediar las 8 de la noche con la agrupación local Josimar y su Yambú y le siguió la orquesta femenina Son Tentación. 45 minutos para cada uno. Antes de estos se había presentado Marco Romero, muy animoso, con su repertorio de música criolla.

(Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)

Lo bueno llegó cerca a las 10 de la noche cuando Oscar D’ León se hizo presente en el escenario. Con una orquesta sincronizada al cien por cien y siguiendo el ritmo de la clave marcada por sus manos, el Faraón de la Salsa levantó a los asistentes con ‘Llorarás’. Sin que pare la orquesta, con un tema tras otro, llegó ‘Mujer de arena’ y tras ello complació el pedido de quienes se encontraban en la zona platinum. ‘María’, ‘Írimo’, ‘Mata siguaraya’ y ‘Comuniquemonos’ -con la que cierra su show- fueron las canciones que su público pidió. La espina en esta parte fue el no poder deleitar a un fanático con ‘Zapato viejo’. ¿Por qué? Porque como dijo Oscar, “no se ensayó”. Sin embargo, quedó la promesa para una siguiente ocasión.



Faltando 15 minutos para las 11 de la noche, el venezolano dejó la tarima y minutos después entró la orquesta de Santa Rosa. Talentos con experiencia de 10 hasta 40 años ingresaron a la tarima del Jockey Club marcando la clave. Unos con las palmas y otros con sus instrumentos en mano -como Pete Perignon con sus baquetas-. Así empezó el opening de ’40 y contando’ en Lima. De pronto, Gilbertito ya tocaba un timbal, bailaba con Michelle Brava y empezaba su show con ‘Déjate querer’.

(Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)

En promedio, por cada tres canciones que interpretaba Santa Rosa, este llamaba a uno de sus invitados al escenario. Tras cantar ‘Vino tinto’, ‘Como una estrella’ y ‘Conciencia’, el primer convocado a tarima fue Ismael Miranda que inició su presentación con ‘Maria Luisa’ y la culminó con ‘No me digas que es muy tarde ya’. Aquí se escuchó el primer “chim pum, Callao”.



(Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)

Siguió, luego de ‘Sin voluntad’, ‘Malherido’ y ‘Me volvieron a hablar de ella’, José Alberto El Canario. El dominicano, en comparación con el Niño Bonito, hizo un popurrí de sus temas ‘Mis amores’, ‘Hoy quiero confesar’ y ‘Te voy a saciar de mí’. Éxito total. Hombres y mujeres gritaban a todo pulmón. Y en eso, cuando todos pensaron que era momento que este salga del escenario, se acercó Gilberto y cantaron a dúo ‘Bailemos otra vez’. Tremendo. “Oe, graba”, me dijo Toño y siguió: “Nunca me imaginé ver cantar a duo a Gilberto con El Canario”. Entonces grabé.

(Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)

Luego de interpretar otros éxitos como ‘Vivir sin ella’ y ‘Lluvia’, siguió Andy Montañez. El Niño de Trastalleres entró con ‘Casi te envidio’ y se fue con ‘Un verano en Nueva York’. Para esto, más de uno ya se había percatado de que por más que Santa Rosa le daba el pase al escenario a sus invitados de lujo, este nunca se desentendió del show. Permaneció en el escenario, detrás de la orquesta, haciendo coros a quienes se paraban frente al micrófono principal. Un caballero.



No había descanso para los pies ni la garganta. Entonces continuó Tito Nieves que interpretó ‘De mí enamórate’ y Fabricando fantasías’. Se le escuchó un poco más agudo de lo normal. Y para cerrar, lo hizo con la primera estrofa de ‘Señora ley’. Nada más, pues ya debía que salir al aeropuerto o perdería el avión.

(Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)

‘Conteo regresivo’ y ‘Almas gemelas’ siguieron. Allí, Gilbertito llamó a quien, para él, es la “piedra angular del movimiento urbano no solo en Latinoamérica, sino en el mundo”: Vico C. Abrazo entre ambos, una canción a dúo y sonó ‘Bomba para afincar’. La energía estaba al tope en la Pelouse del Jockey. Y faltaba más, pues, luego de cantar ‘Perdóname’ por más de 15 minutos, siguió el último invitado: Luis Enrique, quien cantó ‘Tú no le amas, le temes’ y ‘Yo no sé mañana’.



(Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)

Pasaban las 2 de la madrugada y era momento de despedirse. Allí sonó ‘Que manera de quererte’. Algunos ya se retiraban del recinto cuando aparecieron en el escenario Andy Montañez, Ismael Miranda, José Alberto El Canario, Oscar D’ León, Vico C y Luis Enrique. Todos en tarima para sonear en el mambo que decía “Vamos, Perú, a bailar mi salsa, a bailar mi salsa, a bailar mi salsa”. Uno a uno fueron improvisando, nadie quedó atrás. Aplausos para ellos, aplausos para los organizadores, aplausos para el show en general. 2 y 20 culminó todo. Un espectáculo para el recuerdo. 40 años bien festejados, pues no faltó nada. Gracias Gilberto, nos vemos en el show de los 50.

(Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)



¿Qué piensas de esta publicación?