Maisonave: el mánager del Cantante de los Cantantes

Salserísimo Perú viajó a Nueva York para conversar con este personaje importante de la salsa. Esta es su versión acerca de la única llegada del Jibarito de Ponce al Perú.

Héctor Maisonave, como todas las tardes, rumbo al Dunki’n donuts a tomar un café con leche. (Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)

Don Héctor Maisonave selló con su firma la histórica llegada de Héctor Lavoe al Perú, luego de negociar con el empresario argentino Jorge Fernández, de Show S.A., los seis conciertos en la Feria del Hogar.

En lugar de un bolígrafo, ahora tiene en la mano una dona de chocolate que lentamente se lleva a la boca. Como todas sus tardes, desde hace un tiempo, la acompaña con un café caliente del Dunki’n donuts de la calle 49 con JFK boulevard, en West New York.

Minutos antes mantuvimos en su casa una amplia charla, interrumpida a veces por llamadas de los negocios que a sus 87 años aún maneja. Allí conversamos de los pormenores de aquella visita histórica y, por primera vez, desde que iniciamos esta investigación nos encontramos con el nombre de otro personaje que habría sido fundamental en la promoción del cantante en el Perú.

Por: Antonio Alvarez F.

Don Héctor ¿cómo surgió la posibilidad de llevar a Lavoe a Lima?

A mí quien me contactó fue un locutor de Radiomar llamado Koko Giles. Él fue la primera primera persona que me habló de la Feria que yo ni sabía qué era. Koko era muy amigo de Abraham Zavala, dueño de la radio. Entonces me recomendaron a mí que llevara a Héctor ya que sus discos estaban sonando fuerte en Lima.

¿Usted ya conocía a Koko Giles?

No, pero recuerdo como si fuera ayer cuando recibí su llamada. Fue a inicios de 1986, yo estaba en mi oficina del club El Corso, que se ubicaba en la 3ra avenida con la Calle 86, en Nueva York. Yo no sabía quién era Koko Giles pues es un nombre raro… ¿Koko Giles…? Ya luego conocí.

¿En qué momento se contacta con Jorge Fernández?

Jorge Fernández fue el que le dio seguimiento al proceso del contrato y las condiciones del vuelo, etc. Pero el que hizo el puente para que Héctor vaya al Perú fue Koko Giles. Pero yo no quiero quitarle crédito a quien crédito se merece. Yo aplaudo el gesto y la creatividad del señor Jorge Fernández, quien tuvo un papel muy importante pero tampoco puedo dejar en la oscuridad al señor Koko Giles quien fue partícipe de esa creatividad y ese deseo de que Héctor Lavoe sea parte de la Feria del Hogar en 1986.

Maisonave no pierde el sentido del humor ni las ganas de seguir trabajando por la música. (Foto: Antonio Alvarez F./Salserísimo Perú)

Don Jorge nos contó que Hermes Landa, su sonidista, fue quien llevó el contrato

Efectivamente, así fue.

Era una época en la que el Perú pasaba por un momento difícil

Había mucho miedo en las calles de Lima. Sendero Luminoso reventando bombas por aquí, quemando casas por allá. Una cosa loca.

Pero pese a eso, la gente asistió al concierto

Claro. Yo creo que por encima de todo eso que acontecía se rompió el miedo que había. Te lo digo por el deseo que la gente tenía por ver a Lavoe. Es que Héctor sacó a la gente del miedo, la sacó de sus casas y la puso en sus conciertos. Ese gesto tan bonito y tan valiente de Héctor a pesar de que las amenazas eran fuertes.

Tanto así que las seis noches fueron lleno total

Héctor Lavoe rompió todos los récords de entrada. Sé que rompieron la cerca de atrás, la rompieron, y se metieron. Al final terminaron pasando más de 100 mil personas.

¿Se esperaban esa acogida?

Ni Jorge Fernández, ni Koko Giles, ni Abraham Zavala, nadie se esperaba esa multitud tan grande. Ni yo tampoco creí que Héctor Lavoe estaba tan fuerte y tan pegado. Es que había mucho condimento: la emisora, Koko Giles…y el ‘Periódico de ayer’ que sonaba por aquí y por allá.

Don Héctor, finalmente, ¿cuánto cobró Héctor Lavoe por noche en la Feria del Hogar?

Cuatro mil dólares.

¿Qué piensas de esta publicación?