Jhonny Peña: “No somos homofóbicos”

El animador de la orquesta fue grabado mofándose de un ciudadano gay en el aeropuerto Jorge Chávez. De inmediato, el video que fue compartido en las redes sociales generó infinidad de críticas.

Actualmente Zaperoko se encuentra de gira. (Foto: Facebook: Zaperoko)

Una publicación en Facebook causó zozobra en el ambiente de la orquesta Zaperoko, La Resistencia Salsera del Callao. Según el ciudadano Antonio Gálvez, fue víctima de un ataque homofóbico por parte de uno de los integrantes de la agrupación en las inmediaciones del aeropuerto internacional Jorge Chávez.



El joven posteó “hoy como nunca me atreví a hacerle el “pare” al típico “machito” peruano que desde lejos y cuando está con sus amigos se jura bacán y se mata de risa. No recuerdo cuando fue la primera vez que me gritaron ‘sao’ en la calle pero es la primera vez que me pasa en el aeropuerto…y me di cuenta que era de parte de un integrante de la Orquesta Zaperoko La Resistencia Salsera del Callao. Desde que entré a la sala de embarque empezaron con los gritos y demás sonidos. Cuando tomé agua gritaron: tómatelo todo… y todo eso a vista y paciencia de los pasajeros del vuelo y el personal del aeropuerto de LATAM Airlines”.



Juan Carlos Paz, animador de Zaperoko. (Foto: Facebook personal)

Asimismo, increpó “Nadie tiene por qué incomodarte, denigrarte o hacerte sentir vulnerable por cómo te ves, cómo eres, etc. Esto es homofobia”. Su texto fue acompañado de unos videos donde se ve al animador de la orquesta, Juan Carlos Paz, haciendo gestos amanerados y aduciendo luego que él también era gay.



Horas más tarde, los integrantes de la orquesta salieron al frente de la denuncia para reconocer el error y pedir disculpas públicas a Antonio Gálvez.

Jhonny Peña, director de Zaperoko, indicó que lamentablemente lo que ocurrió fue un mal entendido. “Capaz el señor cayó justo en un momento en que nosotros estábamos bromeando. La gente sabe lo bromistas que somos, especialmente en el escenario. Y al señor Juan Carlos todos lo conocen y saben cómo es”.



Momentos después el animador de la orquesta finalizó: “Yo hago una mea culpa. La familia Zaperoko no tiene nada que ver. Si van a maltratar (a alguien en las redes), maltrátenme a mí…”.



¿Qué piensas de esta publicación?