“El Hit Parade llevó la salsa de los bares a la radio” [VIDEO]

El creador del Hit Parade Latino cumplirá años este 1 de agosto. Aquí recordamos la entrevista que concedió a Salserísimo Perú en el 2015.

Jorge Eduardo Bancayán volvió a la cabina principal de Radio Libertad. Salserísimo Perú estuvo en el histórico momento. (Foto: Antonio Alvarez F. / Salserísimo Perú)

Por: Martín Gómez

Don Jorge Eduardo Bancayán es referencia obligada en la difusión de la salsa en el Perú. Su programa Hit Parade Latino fue protagonista de esos primeros años de la salsa en el dial de la Amplitud Modulada. “Un día le propuse al dueño de radio Libertad armar un programa que difunda lo que ocurría en El Sabroso, El Marino y El Tropicana, esos legendarios bares del Callao. Me dieron tres meses de prueba. Y pegó”.

Era fines de los años 60 e inicios de la década del 70. El bullicio chalaco ya había contagiado a varios barrios de Lima. La música cubana empezaba a venderse como salsa y la ansiedad de los bailadores solo era calmada con el repertorio disquero que llegaba de Nueva York, Panamá o Puerto Rico. “A nosotros nos surtía de discos Lucho Rospigliosi. También los hermanos Carhuayano y Percy Neciosup, que enviaban el material desde los Estados Unidos”, recuerda.

Las anécdotas, a lo largo de estos años, abundan. Y Jorge Eduardo las atesora con cariño. Nos habla de Daniel Santos, de Nelson Pinedo y de Celio Gonzáles. Lo mismo de su amistad con Phidias Danilo Escalona, el famoso locutor venezolano, a quien se le atribuye la paternidad del término ‘salsa’.

Hay una en particular muy curiosa. Un buen día Víctor Gallo, el hombre fuerte del sello Fania Records, estaba de pasada en Lima y escuchó su programa. “Le encantó. Buscó mis datos y me ubicó. Me dejó más de cien Lps en el Hotel Crillón. Fue una locura. La música me ha dado grandes satisfacciones”.

Para esta entrevista, llevamos a Jorge Eduardo a radio Libertad, a la misma emisora donde hace 45 años dio su primer grito de batalla en la salsa. Hay muchísima gente que ya no está. Es imposible no llenarse de nostalgia. Una cuña con la gentileza del operador y Jorge Eduardo nuevamente está en el aire, en señal cerrada, regalándonos su estilo y esa dicción tan particular. Nos hemos transportado a los años dorados de la salsa. Jorge Eduardo luce feliz y tranquilo. Afirma que ahora se dedica enteramente a su familia, aunque siempre está el bichito de regresar al micrófono. ¿El 2016 habrá sorpresas?

¿Qué piensas de esta publicación?