Cinco opiniones sobre Las Leyendas Vivas de la Salsa V

Los llamados salseros diferentes han hecho de Las Leyendas Vivas de la Salsa un encuentro anual imprescindible. Esta es la conclusión de cinco amantes de la música latina que vibraron en el coliseo La Macarena, en Medellín, el último 30 de marzo. 

La orquesta Dee Jay abrió el show de los artistas internacionales. (Foto: Martín Gómez V. / Salserísimo Perú)

Mary Ochoa, melómana

“Para mí, el mejor momento del concierto Las Leyendas Vivas de la Salsa fue cuando durante la interpretación de ‘Yemayá y Obatalá’, de la orquesta Dee Jay, el público se levantó enardecido a cantar el coro. Ver a Jerry Hernández después de tantos años con esa potencia, con ese trombón fue espectacular.



La respuesta positiva y masiva a la convocatoria que Las Leyendas Vivas de la Salsa al público salsero demuestra con hechos que la salsa de antaño está más viva que nunca y prevalece en el tiempo.

También debo destacar el talento de la violinista de la Medellín Charanga. No todos los días más de 7 mil personas se paran a ovacionar a un músico relativamente nuevo durante un solo (con su instrumento). Otra cosa para destacar fue el profesionalismo de los músicos de La Potente. Más de tres horas en tarima y mantener el nivel. Eso es de músicos con verdadera talento”.

Mary Ochoa vibró cada momento con los artistas que desfilaron por la tarima de Las Leyendas Vivas de la Salsa. (Foto: Mary Ochoa)



Gabo Gonzalez, director de Salsa con Estilo

“La efervescencia, la euforia en Las Leyendas Vivas de la Salsa V fue cuando se presentó el maestro Johnny Colón con el tema ‘Merecumbé’. Dicho por varios asistentes, esa fue la canción de la noche.

La fidelidad de la gente ahí está. Lo han demostrado en las cinco versiones. Cada día es un reto para Edgar Berrío como empresario porque a veces se va reduciendo el cartel, sin embargo, él es un hombre de retos y la lealtad siempre ha sido recíproca al empresario. Es una conjugación de empresario, público y artistas. Y se ha consolidado como uno de los eventos –en estos últimos años- más importantes en salsa no comercial por decirlo así.



Un vocalista o músico que me haya llamado la atención fue Johnny Colón. En su silencio muy callado, muy pausado, pero en tarima la rompió, entregó todo ese carisma, ese talento como músico. Y además esa versatilidad que tiene, porque en la percusión sorprendió a todos. Tenemos a Johnny Colón para mucho rato. Tremenda calidad humana y en tarima lo demostró”.

Postales para el recuerdo. Esta es la foto que Gabo González logró con el maestro Johnny Colón. (Foto: Salsa con Estilo)



Jenny Pérez Castrillón, coleccionista

“El concierto desde el comienzo estuvo muy bueno. Salió la orquesta Dee Jay y todos nos emocionamos tanto por ver a nuestros artistas que esencialmente a eso es que vamos, y luego la luces, el espectáculos, encontrarnos con nuestros amigos salseros y que son de todas partes del mundo, Perú, Australia, Holanda, Estados Unidos. Todos reunidos en una misma causa, en un solo sitio, emocionados y felices de ver cómo nuestro grupo salsero cada día va creciendo.

He asistido desde la primera edición de las Leyendas Vivas de la Salsa y me he dado cuenta que el número de personas ha crecido bastante. También las orquestas cada vez son mejores. Esperemos que el espectáculo vaya para largo rato ya que precisamente es lo que nos une y reúne a muchos salseros del mundo.



Todos los músicos o artistas muy buenos –aunque depende de gustos-. El show de la noche para muchos el mejor fue el maestro Johnny Colón. Pero mi aprecio y respeto para todos los artistas y músicos como el maestro Luis García, eminencia en Puerto Rico. Grandes artistas. Esperemos que cada vez sea todo mejor”.

Jenny Pérez llegó desde Bogotá para compartir con sus ídolos salseros. Aquí junto al maestro Louis García, líder de Latin Tempo. (Foto: Jenny Pérez)



Enrique Vilner, coleccionista peruano

“Para mí, lo mejor, por lo emotivo, fue lo que hizo Johnny Colón. En cuanto a la orquesta Narváez creo que debe haber sido lo más parejo. Lo más bajo creo que fue (José) Mangual; en cambio el resto estuvo muy a la altura del evento.

En cuanto a descubrimientos durante el concierto, no. Por ejemplo, sigo a Juan Guarnizo desde que era parte de Sonido 70. Los trombones de La Potente son criminales. Papote Jiménez estuvo destacado. Un peldaño abajo, Renzito (Padilla), que, de verdad, en Perú no tiene competencia”.



Dentro y fuera del hotel, los fanáticos compartieron con sus ídolos. Aquí, Enrique Vilner junto al maestro Ray Olan. (Foto: Enrique Vilner)

David Guzmán, manager mexicano

“Creo que hubo momentos muy especiales en todo el concierto. Escoger uno cuesta trabajo. Tal vez podría decir que Johnny Colón con ese clásico mundial ‘Merecumbé’ fue donde se alcanzó mayor éxtasis. El público cantó, bailó y retumbó La Macarena.



De otro lado, creo que el concierto Las Leyendas Vivas de la Salsa tiene un público internacional muy fiel. Cada año se espera el momento para gozar, para ver a los amigos que se conocen de ediciones anteriores. Y cada vez se concentra más público no solo de Colombia.

Finalmente, en esta quinta edición me sorprendió Papote Jiménez. Podría calificarlo como un showman de la salsa. Es un excelente cantante, sonero y bailarín. Otro que me sorprendió fue Jesús Nolasco, que llegó a este nómina ante una emergencia (Joe Quijano se había accidentado), pero se voló con su actuación”.



David Guzmán, de camiseta negra, estuvo liderando el combo mexicano que asistió a La Macarena, en Medellín. (Foto: David Guzmán)

 

Armando Vázquez, el legendario vocalista de la orquesta Narváez, fue uno de los ovacionados de la noche. (Foto: Martín Gómez V. / Salserísimo Perú)



¿Qué piensas de esta publicación?