Saravá: Un personaje irrepetible en la historia de la salsa

Luis Delgado Aparicio Porta nació el 28 de setiembre de 1940, en el Callao. Fue abogado y contador mercantil. Antes de ser congresista alcanzó la popularidad en los años ochenta al conducir un programa radial especializado en salsa, donde vertió su pasión y conocimientos.

La idea del programa surgió del conductor de televisión Pablo de Madelengoitia y del hermano de Lucho, el prodigioso pianista de jazz Jaime Delgado Aparicio. El mismo Saravá recuerda ese momento:

“Pablo me invitó a su programa Pablo y sus amigos, y junto con Jaime insistieron en que yo tenía que hacer radio. ‘Tu música es la mejor’, me repetían. Yo les dije que de radio no sabía nada, que para mí era como cocinar”, cuenta Saravá en una entrevista.

Pero sus argumentos no fueron excusa suficiente. Así fue que en 1980, vía Radio Miraflores, en la frecuencia modulada, se comenzó a emitir Maestra vida, un programa de culto especializado en salsa y que solo transmitiría primicias musicales.

El nombre fue elegido en homenaje a la primera ópera salsa original compuesta por Rubén Blades y producida por Willie Colón para Fania Records.

La popularidad del programa creció como la espuma. En el plano radial pasó a Radio América y posteriormente a Radiomar Plus. También fue llevado a la televisión. Precisamente Saravá recuerda cuando le propusieron llevar Maestra vida a la pantalla chica:

“Un día me llamó el empresario Domingo Palermo y me propuso hacer el programa para canal 9. Entramos en el horario de 5pm. Competíamos con Augusto Ferrando. Pensé que no duraríamos ni una semana pero estuve un año y medio“, sostuvo. El espacio se transmitió desde inicios de 1983 a mediados de 1984.

El detalle en el rostro

“Cuando Domingo Palermo (el empresario) me propuso salir en Tv. yo me sorprendí porque el médico, desde que tengo uso de razón, me había dicho que habían cosas que no iba a hacer en mi vida: silbar, tocar trompeta ni aparecer en cine ni televisión”, agrega entre risas.

Es que el gran conocimiento sobre la salsa no era lo único que caracterizaba a Saravá. También lo era un pequeño bulto en la mejilla izquierda del rostro, que dificultaba su forma de hablar. ¿Qué era lo que tenía?

Una vez al ser consultado sobre el tema, Delgado Aparicio contó: “Es un tumor hemangioma cavernoso difuso. Es congénito. Desde los 8 hasta los 25 años de edad he sido sometido a catorce operaciones a fin de evitar su crecimiento”.

Pero las intervenciones quirúrgicas fueron en vano ya que no pudieron extraerlo completamente.

“Te confieso que nunca tuve problemas en el colegio. Nadie se burló de mí. Yo solo me dije: soy diferente a todos. Mis compañeros siempre me trataron excepcionalmente. Recién a los 25 años me pusieron una ‘chapa’ (fue en las noches de lujuria)”, dice riéndose en la conversación con Carlos Raffo en el programa Extraordinarios de Panamericana Televisión.

Encuentro en el Village Gate de Nueva York

El locutor radial Jorge Eduardo Bancayán fue muy amigo de Luis Delgado Aparicio y ambos compartieron muchos momento gratos. Jorge Eduardo condujo el “Hit Parade Latino”, el primer programa de salsa en el Perú.

“Mi primer encuentro con Lucho fue a mediados de los 70 en la cabina de Radio Libertad. Lo invité a mi programa que por cierto tuvo que extenderse una hora más (era de dos horas) por la expectativa de los oyentes debido al fabuloso material discográfico que Lucho había traído de Nueva York y que tan gentilmente nos lo ofrecía para el deleite de todos”, detalla en conversación con www.salserisimoperu.com.

Pero uno de los lugares donde ambos coincidían con frecuencia era en el bar Los Mundialistas, ubicado en la avenida Grau, en Barrios Altos, exactamente a la espalda del restaurante El Rincón Monsefuano. Ambos eran asiduos concurrentes y se topaban con personajes como el cronista Eloy Jáuregui y los comediantes Miguelito Barraza y Melcochita.

“Ese local inicialmente fue una cochera pero luego lo convirtieron en un restaurante. Allí tocaban Betto Villena y su Mensaje Latino, El Combo de Loza, varias agrupaciones. Atendía viernes, sábado y domingo. Recuerdo que Lucho bailaba muy bien y siempre acompañado de su esposa Pilar”, comenta Bancayán.

Pero estos dos personajes no solo se cruzaron en el ámbito local. Una vez, en 1982, coincidieron en el reconocido Village Gate de la ciudad de Nueva York, luego de un concierto que brindara la Fania All Stars en el Madison Square Garden. A ese lugar iban a descargar los músicos de las grandes ligas, los que uno pueda imaginar.

“Lucho se me acerca de sorpresa, me saluda y me abraza fuerte. Me dice: ‘Jorge Eduardo mira, estoy con Willie Rosario’. Los saludo y les digo, vengan, miren con quién estoy yo: Yo estaba con Ray Barretto, Ismael Miranda. Fue un junte tremendo. Testigo de esa reunión fue Melcochita quien por esa época vivía por allá”, narra al recordar el momento.

El Gran Estelar de la Feria del Hogar

Además de Maestra vida, a Saravá se le recordará también por la animación de los espectáculos salseros más importante que pasaron por el Perú. Entre ellos, sin duda el Gran Estelar de la Feria del Hogar, donde hacemos un paréntesis obligatorio en la presentación histórica de Héctor Lavoe.

Pero también se debe recordar a Luis Delgado Aparicio por “Bailando con Saravá”, un espectáculo de iniciativa suya que promovió conciertos gratuitos de salsa en diferentes barrios de la capital.

La consigna de Delgado Aparicio era promocionar a las orquesta locales y poner en valor al músico peruano. Y así sucedió. A esto se sumó el apoyo de la prensa escrita, radio y televisión que abrieron sus puertas y ayudaron a difundir la labor de los artistas nacionales.

El músico Carlos Tapia (quien apellidaba Sánchez por esa época) fue director de La Candela, una de las orquestas que participó frecuentemente en estas giras locales. Carlos cuenta que la primera fecha de “Bailando con Saravá” se realizó en el año 1983, en la plaza Manco Cápac de La Victoria. En la misma esquina que da a la municipalidad.

“Esa tarde fue impresionante por la gran cantidad de gente. Estuvo La Clave, El Combo Espectáculo Creación, Somos Música y La Candela. Lucho me pidió que toquemos “Botaron la pelota” de Willie Rosario con Gilberto Santa Rosa. El tema estaba de moda. El público se volvió loco”.

Uno de los últimos “Bailando con Saravá” se realizó en el cruce de las avenidas Belaunde y Túpac Amaru, en Comas. La gente bailó desenfrenada en plena calle. El espectáculo contó con una larga lista de agrupaciones locales: El Combo Espectáculo Creación, La Clave, Somos Música, Sensual 990, Estrellas de la Máquina, Camaguey, La Rebelión, Son de León, La Sociedad de Barranco y los cantantes de moda Antonio Cartagena, Laura Mau y Carmen de la Puente.

La Saravá All Stars

La orquesta La Candela de Carlos Tapia fue fundada en 1981 y debutó en la recordada Máquina del Sabor de Nicolás Arriola, en San Luis, uno de los recintos de mayor popularidad y concurrencia por esos años en la capital.

“Me acuerdo que un día de marzo de 1984 se me acercó Lucho y dijo si me gustaría organizar una orquesta donde estén los mejores músicos, pero me advirtió que esta se llamaría Saravá All Stars. Lo miré y le dije: ¡ya la tienes!, mi orquesta La Candela se convertirá en la agrupación que quieres. Nos dimos la mano y así fue”, agrega Tapia.

La agrupación mezclaba experiencia y talento. Su delantera de cantantes estaba conformada por Raúl Popeye Villarán, Raúl Serrano y Julio Barreto. Los músicos eran de reconocido prestigio, entre ellos el percusionista Urbano Collac, el trompetista Ángel Quinto Benítes, por contar solo algunos.

Tapia cuenta que la Saravá All Stars empezó a grabar en el año 1985, bajo el sello Virrey. La presentación del álbum se dio ese mismo año y se realizó ante la prensa e invitados especiales en el local La Furia Chalaca, ubicada en la cuadra 32 de la avenida La Marina, en San Miguel.

El disco, que lleva de nombre “La última la traigo yo” (frase característica de Delgado Aparicio), tuvo 8 temas y presentó como punta de lanza “Dr. Salsa” canción compuesta y arreglada por Carlos Tapia en homenaje, precisamente, a Saravá.

En sus cinco años de vida, la Saravá All Stars compartió tarima con una serie de cantantes internacionales, entre ellos Roberto Blades y Andy Montañez. Algunos videos de la presentación en la Feria del Hogar se pueden apreciar en Youtube.com.

Tapia confiesa que hace cinco años conversó con Saravá para relanzar la agrupación pero, pese a la venia de ambos, la propuesta no se llegó a concretar.

La salsa sin Saravá

Su incursión en la política y los líos judiciales por buscar justicia a la muerte de su hija (quien falleció en el incendio de la discoteca Utopía junto a otros 28 jóvenes, en julio de 2002) alejaron poco a poco a este personaje del ambiente salsero.

Si bien en la últimas horas familiares y amistades cercanas conocían el delicado estado de salud de Saravá, su deceso cayó como un baldazo de agua fría pues todos confiaban en su recuperación.

La noticia de su muerte ha corrido como pólvora y, como el golpe de un tambor, ha resonado muy fuerte tanto a nivel nacional e internacional. Músicos, periodistas, políticos y gente de a pie aún lo lamentan.

Para el reconocido locutor de radio Yolvi Traverso, con la partida de Saravá la salsa pierde a su último referente en la difusión, erudición y acercamiento personal con los más grandes del movimiento tropical.

Con la muerte de Lucho hemos perdido una parte muy importante del bastión salsero del Perú. Pasó en el 2011 con el fallecimiento de Luis Rospigliosi Carranza y hace un año con Carlos Loza Arellano. Ahora se ha completado la trilogía de ausentes”, sostiene.

Carlos Tapia, por su parte, resalta que lo que hizo Saravá por los músicos peruanos fue algo que nadie había hecho antes. “Su trabajo hizo que los cantantes que antes venía con sus orquestas se dieran cuenta que aquí también habían músicos talentosos, de calidad. Eso ayudó mucho al gremio musical”, añade.

Oscar D’León, Rubén Blades, Willie Colón y demás personajes vinculados a la salsa también se han hecho presentes con mensajes en sus respectivas redes sociales. Sin duda se ha ido un personaje que marcó la diferencia con sus conocimientos, capaz de definir conceptos y hablar de los orígenes de un ritmo con esa facilidad con la que uno habla de su propia vida. Irrepetible en todo el sentido de la palabra.

Por: Antonio Alvarez Ferrando

Foto de portada: Facebook Walter Rentería Zárate. De izquierda a derecha: Carlos Loza, Luis Delgado Aparicio y Walter Rentería.

Fotos de interiores: Trome.pe y Arkivperu.com


¿Qué piensas de esta publicación?