Ralph Irizarry: la ceremonia fúnebre se realizará mañana lunes

Su público lo podrá despedir este lunes 13 de septiembre en el Sisto Funeral Home, en Nueva York. El notable percusionista falleció a los 67 años de edad.

La noche del 5 de septiembre la noticia de su muerte corrió por las redes. Ralph Irizarry, el timbalero de intensas jornadas con Ray Barreto y el colectivo Seis del Solar de Rubén Blades había partido. Estuvo enfrentando a un cáncer de próstata y a una enfermedad degenerativa de los músculos que hasta le impidió caminar.

Rubén Blades posteó en sus redes sociales que esa noche habló con su colega Marc Quiñones. “Comencé sereno y terminé llorando”, escribió.



El Poeta de la Salsa resaltó que Ralph matizaba y conversaba (con el timbal). “A veces en voz alta, a veces en susurros, con un sentido de la síncopa, del tiempo y del ritmo siempre fluído, nunca repetido”.

El panameño añadió que la lección percusiva de Ralph es clara. “No todo es pirotecnia, no hay que llenar siempre los silencios, estos también son importantes, pues ‘dicen’, y permiten que la conversación del timbal fluya”, aseveró.



Ralph deja una huella que ha sido ampliamente comentada en los últimos días. Algunos han recordado sus trabajos con Ray Barretto y otros se han referido a su proyecto tan personal: Timbalayé, su propuesta de latín jazz que le generó rotundos elogios.

No han faltado los mensajes de sus discípulos, de músicos que veían en Ralph a un enorme maestro. Pero también a ese músico sencillo con sonrisa de carnaval. El que daba un consejo en el momento exacto. El apasionado por hacer las cosas bien. Y son tantas las imágenes. Se me ocurre aquel solo en ‘Buscando América’, en vivo, en aquella gira ‘Todos Vuelven’ que armó Blades. ¡Un bravo del timbal!



Ralph fue eso: estilo, golpe, percusión afrocaribe. Eco sonoro y festivo que contrastó con los momentos difíciles que vivió en especial este 2021. En junio un n mensaje suyo en el canal de Youtube conmovió. Ralph pedía ayuda a sus fans porque, además de sus problemas de salud, tenía dificultades con una hipoteca que amenazaba con arrebatarle su casa. No sabemos qué ha ocurrido con esto último.

Por lo pronto, su público lo podrá despedir este lunes 13 de septiembre a partir de las 5 de la tarde, hora de Nueva York, en el Sisto Funeral Home, en el Bronx. El silencio musical que recalca, Rubén Blades, cobra hoy más importancia. Las baquetas del maestro entran en reposo terrenal. Las que se agitan ahora, y con llamado previo de clave, son las que ordenará el maestro Ralph… desde el plano celestial.

¿Qué piensas de esta publicación?