Gilberto Colón Jr. y su anécdota con la que hizo llorar a Raphy Leavitt

El expianista de la orquesta de Héctor Lavoe habló con Salserísimo-Perú y recordó una anécdota junto al director de La Selecta de Puerto Rico.

A pesar que no compartió mucho con Raphy Leavitt, Gilberto Colón Jr. tuvo gran admiración por él. (Foto: Youtube/Guanica Puerto Rico

Aunque ambos tienen una amplia trayectoria musical, Gilberto Colón Jr. y Raphy Leavitt nunca se hablaron cuando se toparon en una tarima. El destino quiso que ambos solo cruzaran palabras dos veces en la vida: a la salida de un hospital y un show donde uno fue el centro de atención y el otro un espectador.

La primera vez fue en 1973 cuando Raphy fue dado de alta luego del accidente automovilístico en Connecticut donde quedó postrado por cerca de seis meses y en el que murió su compañero de orquesta Luisito Maisonet, a quien le dedicó “La cuna blanca”.

Gilberto Pulpo Colón recién iniciado en el mundo de la salsa por esa época, recuerda haberle dado la mano al director de La Selecta quien mostraba signos evidentes de lesiones severas que lo mantuvieron en cuidados intensivos durante varios meses. Aquel encuentro se dio en un hospital de la ciudad de Nueva York.

La Gran Manzana sería nuevamente testigo, 41 años después, de otra reunión entre estos dos importantes pianistas.

El año pasado “Pulpo” asistió a una presentación de La Selecta, se acercó y le dio la mano al compositor de “Payaso” y “Amor y paz”. Cruzaron un par de palabras, pero Raphy no se acordó del primer encuentro, así que ‘Pulpo’, quien lo cuenta así, se encargó de recodárselo:

“Le dije: Yo era el chamaquito que te visitó esa noche que saliste del hospital, mijo. Lo miré fijamente y noté que sus ojos estaban aguados. Fue un momento muy emocionante. Que Dios lo guarde en su gloria”, concluye.

 

¿Qué piensas de esta publicación?