La Conmoción Orquesta: a diez años de ‘La Cara del Gato’

Fue una de las producciones de salsa que generó mucha expectativa en su momento. En Lima, algunos de los temas de esta orquesta bogotana solo sonaron en un circuito muy cerrado.

Jaime Rodríguez conversó con Salserísimo Perú en Bogotá. (Foto: Facebook/Jaime Rodríguez)

Diez años se fueron volando. Y Jaime Rodríguez, el trombonista y uno de los puntales de La Conmoción Orquesta, evoca esa década con la fe de quien persevera en objetivos puntuales. A lo largo de estos años, con altas y bajas, la agrupación bogotana persistió en lo suyo y apostó por convertirse en una opción de musicalidad en el circuito salsero colombiano.

‘La cara del gato’ fue ese primer gran reto. ¿El resultado? Un generoso recibimiento por parte de la crítica. Aquel 2006 el disco se coló entre los diez mejores discos del año. “Es música con el potencial de provocar conmociones entre los bailadores y entusiastas que siguen el ambiente musical cosmopolita de Bogotá y del resto del país. En fin, se acabó la tranquilidad”, escribió en la tapa del disco el profesor boricua Elmer González.

Jaime, una década después, en la casa de César Pagano repasa con paciencia lo vivido. Confiesa que ‘La cara del gato’ no existía ni como canción. “Inicialmente se titularía ‘Conmo Blue’, pero como no aportaba mayor cosa, decidimos cambiarla. En ese ir y venir, a alguien se le ocurrió decir que el conguero de entonces (Carlos ‘Cheche’ Durán) se parecía al gato Garfield. Ahí empezamos a hablar de gatos, y quedó el nombre. Luego, cuando buscábamos bautizar el álbum, vimos otras alternativas. Pero, finalmente, nos pareció que era el más contundente”. Los creadores de la pieza fueron Fabio García y Edward Bocanegra.

El músico también nos cuenta que cuando se hizo el disco poco se pensó en rentabilidad. Ni por parte del productor (Jorge Villate), ni por los integrantes de la orquesta. “Se hizo básicamente como un aporte mutuo de esfuerzos y talentos. Él puso los insumos técnicos y su conocimiento. Nosotros nos encargamos de la parte musical. De todos modos, a nivel de ventas ‘La Cara del Gato’ se movió muy bien. Se llegaron a sacar tres tirajes de mil copias cada uno”. La producción no dejó pérdidas económicas y durante esa época la orquesta tocó mucho en Casa Buenavista, local de propiedad del productor.

Jaime narra esta historia con evidente nostalgia. Piezas como “Dijeron que montuno no había”, “Ahora sí”, “Eso se baila así”, “Pica pica” y “Sabor” son algunos de los temas que habitan en el recuerdo de quienes han oído –y gozado– el disco. Como también se ha quedado en la memoria la entusiasta sonrisa de Germán Rodríguez, bongosero de la banda que se marchó inesperadamente. Fue una etapa de duelo en La Conmoción.

El segundo disco ha demorado en salir. Aún están bregando en ello. No obstante, la mayoría de temas de esa placa ya están en la red virtual hace mucho. Este 2016 fue un año complejo, apunta Jaime. “Los cambios administrativos en la ciudad cortaron muchos procesos. Tuvimos que limitarnos, especialmente, a toques privados”. Admite que es difícil vivir de los toques de salsa, de los toques en los bailes, pero mantienen las ganas de seguir echando pa’ lante. Es corajudo. Y eso les transmite a los muchachos de la orquesta. Quizás se han ido diez años, pero el sonido de La Conmoción aún pica pica, tiene sabor y contradice a todo aquel que decía que montuno no había.


2 comments

¿Qué piensas de esta publicación?