Lima ya está gozando con el Septeto Nacional Ignacio Piñeiro

El Septeto Nacional Ignacio Piñeiro armó la fiesta ayer domingo en una reunión organizada por la Embajada de Cuba. Con esta actuación, inició actividades en nuestro país. El sábado 30 tocará en la Derrama Magisterial a las 9 de la noche.

Eugenio Rodríguez, o simplemente 'El Raspa', es el cantante principal de la agrupación cubana desde hace ya varios años. (Foto: Narbo Peralta)
Eugenio Rodríguez, o simplemente ‘El Raspa’, es el cantante principal de la agrupación cubana desde hace ya varios años. (Foto: Narbo Peralta)

Por: Martín Gómez

El toque de la agrupación se pactó para las 5 de la tarde. Pero una hora antes, desde la cabina de sonido, el discjockey compartía, con poco criterio, sonoridades que nada tenían que ver con lo más tradicional de Cuba. Incluso, por un momento pensamos en retirarnos. Sin embargo, minutos después, se confirmó que, efectivamente, el Septeto Nacional Ignacio Piñeiro subiría a la hora estipulada a la tarima. Así fue. Unas palabras previas a cargo de una vocera de la embajada de Cuba en Lima. Un brindis de confraternidad con todos y en especial por los 90 años de Fidel Castro (en realidad, ese fue el motivo principal de la reunión organizada por la embajada). Se afinó el sonido -el tresista fue uno de los más preocupados- y, luego, el director, Frank ‘Matador’ Oropesa, desde el bongó, señaló que todo quedaba listo. El Septeto Nacional era anunciado por Ricardo Oropesa, presentador oficial de la agrupación. Elegante y sobrio, lejos del estilo tan trillado de los animadores locales, así se le dio el pase a la legendaria agrupación.

Échale salsita

¡Salsa!… sí, empezó la fiesta. Fue el primer tema de la tarde. Todos al baile. El primer piso de la discoteca Cocos, de Lince, abarrotada de gente que le tiene un cariño especial a la Isla. No abundaron los melómanos. Los invitados fueron personas del ambiente académico y cultural con cercanía a la embajada de Cuba. El embajador, Sergio Gonzalez, imperturbable contemplaba la velada desde una esquina. En la pista de baile, cada quien dibujó sus pasos como pudo.

Los músicos estarán en nuestra capital hasta el lunes de la próxima semana. (Foto: Narbo Peralta)
Los músicos estarán en nuestra capital hasta el lunes de la próxima semana. (Foto: Narbo Peralta)

Suavecito

El Septeto en lo suyo. Eugenio Rodríguez ‘Raspa’ el sonero mayor del Septeto no dio tregua. Pregunta a la gente si se acuerdan de “Suavecito”. Por allí, alguien dice que la escuchó en la voz de Oscar de León. Es que en Lima este tema sonó mucho en la versión del salsero venezolano. Ahora la sentirán en la versión genuina. Suavecito, suavecito es como me gusta a mí.

Esas no son cubanas y Convergencia

El baile siguió con ‘Esas no son cubanas’, un clásico en el repertorio de la agrupación. En algunas mesas, la gastronomía de la Mayor de las Antillas sí reclamaba cubanía. Y los mojitos danzaban mientras Eduardo Arroyo, el sociólogo y escritor, se toma una foto con nuestra cantante Margot Palomino. En otra esquina del salón, los recuerdos del colectivo Sandunguéate también afloran. Félix Martell, Débora Zambrano y Narbo Peralta en feliz reencuentro. También Sarita Mejía. Por un momento, creo que todos hemos sentido la presencia de los sandungueros mayores: Choni Garrido y Ricardo Ferreyra. Desde esa otra dimensión seguro que también acompañaron. Y tenía que sonar ‘Convergencia’, ese bolero que fue el predilecto de don Helio Orovio.  Y el Septeto hace de las suyas. Y El Raspa golpea con el mensaje de esta canción.

Consuélate como yo

El tiempo pasó volando y el cierre fue con esta clásica pieza. Rumba abierta para este primer bocado en Lima. Que pudo haberse realizado en otro sitio, sí. Que uno, soñador empedernido, imagina un baile con el Septeto en la Alameda de los Descalzos, en un solar de Barrios Altos o en el Casino de La Victoria, sí. Pero, como dirían por allí, esto es lo que hay. Y lo cierto es que el Septeto Nacional Ignacio Piñeiro ya llegó con toda su esencia. Mañana martes volverán a escena en la Feria del Libro. Mientas tanto, los melómanos se alistan para gozar en la Derrama Magisterial, de Jesús María. Esa última presentación del sábado promete. La organización del espectáculo está afinando todo al detalle, incluyendo la antesala musical. Los bailadores de Lima que gustan de la raíz cubana ya se preparan. ¡Avisados!

El histórico Septeto Nacional hizo bailar a todos los presentes. (Foto: Narbo Peralta)
El histórico Septeto Nacional hizo bailar a todos los presentes. (Foto: Narbo Peralta)

2 comments

  1. Lo máximo….la musca cubana tiene su son…todos y todas a la Derrama Magisterial este sábado de fiestas patrias. Felicitaciones a Salserisimo por este excelente reportaje!!!

¿Qué piensas de esta publicación?