Julio Vílchez: “La salsa de la década del 90’ fue mágica”

El cantante peruano, radicado en los Estados Unidos, acaba de lanzar ‘Memorias’, un número cuyos arreglos los hizo Ramón Sánchez.

Desde su niñez, Julio Vílchez vio cómo la salsa se convirtió en la fiesta del barrio, de su quinta en La Victoria. Por ejemplo, no olvida cuando, en 1980, Willie Colón y Rubén Blades se presentaron en el estadio Alianza Lima. Todo lo atesora en su memoria.

“Yo tenía 13 años de edad y vivía en el pasaje San Lorenzo, en un segundo piso. Mi quinta tenía azotea y ahí se colgaba la ropa mojada en un espacio lleno de cordeles. Al final de esa misma azotea había una vista a la calle Mendoza Merino, que era justo donde se ubicaba la tribuna occidente del estadio. Y como el concierto era en la explanada, nosotros vimos el show como si estuviéramos en zona VIP”.

Julio recuerda que Plástico era la sensación en su barrio. Salseros, rockeros -y psicodélicos- lo gozaban por igual. Pero por algún motivo dice que a él lo capturó ‘Ojos’. Le comento que hay un audio en Youtube y desde Miami me responde: ¡increíble, sabroso!

Así comienza nuestra charla a la distancia. Él está feliz porque acaba de lanzar un nuevo sencillo y que ha titulado ‘Memorias’, canción escrita por él y cuyos arreglos los hizo el prestigioso músico puertorriqueño Ramón Sánchez Audinot.

Para Julio -que ha visto detenidamente el tránsito de la salsa desde los años 80-, la década del 90 fue mágica. Le pregunto cómo sustenta eso, pues quizás un amplio sector de los salseros clásicos o duros, no coincidan con él. Y arranca: “Los años 90’ fueron fundamentales para la salsa. Se comenzó a cimentar el cambio de lo tradicional a lo romántico. En Perú grandes artistas se consolidaron y las radios se presentaron más fuertes con la producción de RMM y La Combinación Perfecta, donde le dieron frescura al sabor de los cantante tradicionales”.

En opinión Julio, quien en Perú fue parte de las orquestas Cadencia, La Novel y La Progresiva, la década de los 90’ no permitió que la salsa cayera e hizo gala de mucho sabor en los temas. “Muchos oyentes tradicionales no aceptaron el cambio, pero esa salsa ayudó al género”, añade.

¿Bajo ese concepto has trabajado Memorias?

Sí. Memorias rescata el mágico sonido de los 90’ con el estilo y sabor actual para cautivar a la nueva generación de salseros. Espero tener el mismo éxito que tuvimos con el número anterior y que se tituló ‘Tributo al caballero Gilberto Santa Rosa’.

¿Cómo fue el contacto con Ramón Sánchez?

A Ramón lo conocí telefónicamente antes del encierro mundial por la COVID-19. Quería que dirigiera un show que iba a realizar en Miami, pero no se dio. Luego, tras la pandemia le escribí para saber si él podría escribir un tema y me dijo que sí, que no había ningún problema.

Pero te animaste a entregarle algo tuyo.

Así es. Pensé mucho en ponerle una composición en su manos y así lo hice. Al poco tiempo me di con la sorpresa que ya la tenía lista. Reconozco que fui muy celoso en llevar a cabo el propósito. Respeto a todos y esta es una gran oportunidad para mí en el medio salsero.

Hay una voz femenina que también resalta en la canción. Háblanos de Gretell Anguela.

Gretell llegó a Florida en 2017 y alternó con un cantante peruano que ya radicaba en Miami. Ella era corista en esa banda. Indagué por ella porque me gusto su timbre guapachoso. La invité a ser parte de mi orquesta y ya tenemos trabajando casi seis años. Siempre pensé que era persona ideal para mi objetivo. No me equivoqué.

¿Hasta dónde quieres llegar en la música?

Todo artista trabaja pensando en dar el salto al estrellato. Yo ya he alternado con muchos bravos de este género y no los veo lejos. Soy de esos que sueña en llegar a la meta aunque el sistema ha cambiado mucho. Ahora más gente te escucha, pero menos gente te compra. Además, como siempre, se forman círculos de amigos consagrados quienes le dan paso solo a los artistas nuevos que están cerca de ellos. Yo sé que esto es difícil, pero llegaré a lograr lo deseado, no lo dudo.

A propósito Julio, ¿y con quiénes estabas en la azotea viendo el show de Willie Colón y Rubén Blades?

¡Estaba toda la quinta, mi hermano! La gente adulta bebía y bailaba. Mis amigos y yo en primera fila. ¡Fue un real VIP! (risas)

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HÉCTOR LAVOE

ISMAEL RIVERA

FRANKIE RUIZ

CELIA CRUZ