Perú: duelo por la partida de Carlos Orozco, líder de La Fragua

El músico peruano falleció hoy domingo a los 75 años de edad. Su orquesta fue un semillero de talentos y también se lució acompañando a artistas internacionales.

Su hijo Ricardo Orozco publicó: “La tristeza y el dolor me embarga. No te vayas, papá”.  Enseguida un cantidad de mensajes de congoja y tristeza se apoderó de su muro en Facebook. La diabetes, finalmente, venció al músico. Falleció en su casa, dormido, contó Ricardo a Salserísimo.

Nada hizo presagiar este desenlace, pues Carlos Orozco tenía mucha actividad en las redes sociales. De hecho, los jueves, La Fragua se presentaba en un restaurante salsero en Surco Viejo.



Hoy el músico, arreglista y director de orquesta no está más. De luto la amplia carpeta con sus pentagramas. De luto su sonrisa amable en cada show. De luto Surquillo y su calle del jirón Inca. El maestro ahora decidió irse a formar su rumba al otro lado, allá donde lo esperan Beto Villena y Julio Barreto. Y todos los colegas que le tomaron la delantera.

Carlos Orozco tenía temperamento. Era uno de los que defendía la tesis de que la salsa ingresó al Perú por el aeropuerto de Limatambo, sin restarle mérito al puerto del Callao. Pero él estaba convencido que en la década del 60’, ese terminal -cercano a su barrio- fue fundamental.



Respecto a sus trabajos musicales, Orozco además de saxofonista y trombonista era arreglista. El elepé de la Orquesta Saragûey de Félix Navarro, por ejemplo, contó con el trabajo de Carlos Orozco. Además, acompañó con La Fragua a cantantes salseros que llegaban desde Puerto Rico o Nueva York.

Con La Fragua creó temas propios que hoy se pueden apreciar en las plataformas. ‘Estás llorando’ es un número dedicado a Chabuca Granda. Otro número es ‘Costumbres de mi país’. Ahí está, en resumen, el talento de Carlos Orozco.

Según información de su hijo, los restos del músico se velarán desde hoy y todo el día lunes en el jirón Inca 637, Surquillo. El entierro se realizará el martes a las 8.00 a.m. Abunda la tristeza en el barrio.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Héctor Lavoe

Ismael Rivera

Frankie Ruiz

Celia Cruz