Rubby Haddock: «Por Willie Colón elegí el trombón, pero mi influencia musical fue Arsenio Rodríguez»

El líder de la Orquesta Haddock conversó con Salserísimo Perú sobre su participación en Las Leyendas Vivas de la Salsa 8 y reveló anécdotas y secretos de su historia musical.

Cuando hablamos de salsa, hablamos de baile. Y si hablamos de baile hablamos, por naturaleza, de entretenimiento. A esta última palabra fue a la que se dedicó, en gran parte de su vida, el maestro Rubby Haddock, líder de la Orquesta Haddock: músico, compositor, arreglista, productor, empresario, presentador de televisión…y hasta bartender, en sus épocas de juventud. Y es que, precisamente, así fue como empezó su historia con la salsa: trabajando en los bares de Puerto Rico, donde su padre era el dueño.

«En los clubes de mi padre como el Caborrojeño, yo pasé por todas las bases. Desde vender la taquilla hasta la barra. Ese era un punto importante para yo conocer a personajes como Ismael Rivera, Tito Rodríguez y muchos otros… todo el mundo le quiere caer bien al bartender para que le sirva algo más de traguito» (Risas).

Estas líneas son la carta de presentación a Salserísimo Perú del maestro Rubby Haddock. Ídolo de muchos que, 30 años después de dejar los escenarios, decidió descolgar su trombón y darle una nueva oportunidad para que sople, truene y retumbe el próximo sábado 20 de abril, del 2024, en el Aeroparque Juan Pablo II de Medellín, Colombia. Cita organizada por Edgar Berrío para lo que será la octava edición de Las Leyendas Vivas de la Salsa. Como decía Sergio Cariño en sus pregones, «el diablo llegó… pa’ gozá'».

«Mi hijo Rubby Jr. fue el que me sacó del retiro. Esto es gracias a él, que me tuvo una campaña para que esto sea una realidad y que coordinó con Edgar para conocerlo. Él y su esposa son tremendas personas. Una de las cosas que más me gustó fue el montaje del evento, donde se ve claramente que es un concierto trabajado con mucha seriedad. La noche de Las Leyendas Vivas de la Salsa 8 vamos a pasar un buen rato recordando a Sergio Cariño«.

Orquesta Haddock en una de sus presentaciones en vivo. (Foto: Rubby Haddock)

Mencionado Sergio Cariño, le preguntamos a Haddock sobre sus inicios. Y aunque ya lo había revelado en la entrevista que le hizo Viviana Álvarez para LatinaStereo de Medellín, el maestro contó que empezó tocando rock con un pequeño grupo. Él usaba el órgano por el conocimiento anterior del piano y, aunque no grabaron nada, le dio su primera experiencia para que posteriormente, ya encarretado con la música latina, tome la decisión de crear un pequeño grupo que, «sinceramente, no sonaba muy bien» (Risas).

«Un día parece que lo cogí a mi padre cansado y me dijo: «pues dale, vamos a armar la orquesta y bregamos». La verdad es que, aunque yo digo que él me ayudó a armarla, lo cierto es que él me la puso. Todos eran puros caballos. A mí me decían que yo tenía una orquesta de viejos porque tenía, por ejemplo, a Elías Lopés en la trompeta. Hasta mi padre me recomendó reclutar a Sergio Cariño de la orquesta de Cuco Sánchez«.

Ahí comenzó la historia de la Orquesta Haddock, en 1969. Ese año comenzaron a grabar los temas que finalmente se incluyeron en el disco ‘Presenting Orch. Haddock’, lanzada al mercado en el 72.

«En esa época los discos salían por etapas. Primero se sacaban los 45s como marqueteo para las belloneras. Eso era conveniente para las compañías porque en lo que salía el álbum ellos ya habían vendido 10 mil, 100 mil o 50 mil copias, dependiendo los temas. Pero eran cantidades buenas. Y aunque en ese tiempo se vendieran a un dolar, era un dinero importante recaudado antes de lanzar la producción. A veces, incluso, hasta sacaban dos sencillos».

Y eso fue lo que ocurrió con el caso de Haddock. El primer sencillo que se publicó fue el que incluyó los temas ‘Monacillo’ e ‘Historia de un rumbero’. El primero mencionado fue, según el recuerdo del maestro Rubby, su primer éxito en las emisoras de Puerto Rico. Posteriormente su publicó otro 45RPM que incluyó ‘El terror de Ponce’ y ‘Olvida tus pesares’.

«El primer disco salió entre el 70 e inicios del 71. Muchos creen erradamente que la canción de Correa Cotto fue mi primer palo, pero no fue así. ‘Monacillo’ fue mi primer tema en salir en la radio y el primero en pegar. Posteriormente fue ‘El terror de Ponce’. En ese tiempo tenía la suerte que mi padre era quien traía a sus clubes a los artistas que ya estaban consolidados. ¿Y quién crees que abrían sus shows? Pues nosotros. Mi padre vendía a esos artistas como un paquete a los demás sitios de baile. Por ejemplo, traía a Willie Colón para tres shows en sus locales, pero además vendía otras siete presentaciones con nosotros abriendo o también Roberto y su Nuevo Montuno, que éramos parte de su sello».

Sobre el estilo pesado que había manejado y la selección de temas de su primer álbum, Haddock narró que por aquella época, la música de Willie Colón estaba de moda. Y que los jóvenes que tomaban los instrumentos en la escuela se veían motivados por tocar el trombón. Por supuesto, él no fue la excepción. Sin embargo, reveló que su principal influencia musical fue la afrocubana. Personajes como Arsenio Rodríguez fueron importantes para marcar la línea musical que él quería para su orquesta. Es por ello que algunos de los temas que se incluyeron en el primer disco fueron grabados, años atrás, por agrupaciones cubanas.

Después de ese primer álbum, el reto de Haddock para el siguiente fue mayor. Y con su estilo ya consolidado en Puerto Rico, empezó la grabación de su siguiente producción titulada ‘Así me llaman’. Donde ademas de destacar el calibre de los números que se incluyen, también resalta la portada del álbum, que tiene un trasfondo narrado por el mismo Rubby a Salserísimo Perú. Cabe resaltar que en este segundo elepé, el trombonista se estrenó como compositor, sumando al pentagrama salsero piezas magistrales como ‘Solo quisiera olvidar’ y ‘Presentimiento’.

«Mi orquesta no fue de viajar, ya que siempre teníamos muchos compromisos en Puerto Rico con los locales de mi padre y otros. Sin embargo el tiempo pasó y cada vez mi papá se convenció más de que la decisión de hacer la orquesta fue buena. Así pasamos los primero años hasta 1974 que sacamos la segunda producción, donde por cierto el concepto de la carátula hace referencia a lo efímera que es la vida estando en el bajo mundo. En ella se precia a un sujeto bien vestido y aires de poder, con un perro gigante, alcohol y estupefacientes; claramente un gangster. Y en la contraportada se aprecia que está en una tumba, igual de joven… ah, y déjame decirte que para esa época todavía no salía Al Pacino con Scareface, así que no se hizo pensado en imitarlo. Primero lo hizo Rubby Haddock» (Risas).

Para esta época, el maestro también recordó que estaba muy fuerte ya la movida del merengue. Y que «casi obligado» por la demanda del público, tuvo que grabar el primer éxito de su segunda producción titulada ‘Por un pelito’.

«En Puerto Rico yo me dedicaba a tocar en bailes y el público te pedía merengues. Entonces, tú no tenías otra alternativa más que complacerlos. Y esa situación ocurrió hasta con las orquestas más salseras como El Gran Combo o la Sonora Ponceña, que también grabaron merengues. Era una cuestión casi obligada».

Rubén Haddock, su padre, ya había estado evaluando en vender el catálogo de su sello desde unos años atrás a Fania Records, que estaba hambrienta por absorber a cualquiera que fuese su competencia. En una conversación que sostuvieron Rubby con su padre, este le indicó que prefería hacer su propio sello para mantener su independencia. Esa conversación se dio cerca a la publicación de su primer disco. En ese momento la decisión de Rubén fue entonces, vender sólo las grabaciones de la segunda producción de Roberto y su Nuevo Montuno, por lo que el disco ‘Aquí está…» se lanzó al mercado en el año 72 bajo el sello International.

De ese momento en adelante, el padre de Rubby ya quería dejar a un lado el negocio con su sello Uniart. Esto llevó a que para su tercer álbum, Haddock cree su propia marca: Tábata. Esto ocurrió 4 años después de lanzado su segundo álbum, en 1978. Lo que no contaba el trombonista era que lo iban a vetar.

«Cuando ya el disco ‘Así me llaman’ estaba casi saliendo del mercado, entonces yo me puse a la tarea de hacer un nuevo disco. Y este tercero sí iba a ser totalmente producido por mí. Me refiero a ‘La leyenda’, que es un disco donde Papo Lucca es el pianista y arreglista principal. Lo que pasó es que antes de lanzar el disco yo saque un promocional de ‘Toño Bicleta’ que cuando lo llevé a las emisoras para que lo suenen, me lo vetaron y me dijeron que yo no podía continuar haciendo canciones con apología a los criminales. Lo que ellos no entendían era que, desde antes, mi premisa casi siempre fue narrar las historias que ocurrían en la sociedad. Y en este caso puntual, era la del delincuente Toño Bicicleta. Entonces, esta canción nos la vetaron de las radios y los medios de comunicación completamente».

Sin embargo, Haddock tendría un as bajo la manga. Crear otra versión de la composición original, sin hacer alusión directa al personaje que había sido sentenciado por asesinato y había fugado de la prisión, manteniéndose en la clandestinidad por varios años.

«Se me ocurrió la idea de quitar todo lo que decía Toño Bicicleta e íbamos a llamarlo de otra manera: La leyenda. Porque esa era una canción que nosotros ya tocábamos en vivo y la gente sabía a qué nos estábamos refiriendo, sin mencionar al personaje. Entonces, ‘La leyenda’ fue un éxito en la radio, pegó muchísimo. Sin embargo, aun así, las ventas del sencillo fueron muy limitadas«.

Una cosa curiosa fue que cuando en 1978 se lanzó el disco, pasó lo que había ocurrido con el disco anterior. La movida del merengue impulsó a los programadores a sonar la canción ‘Son los nervios’. En el transcurso de tres semanas, desde ese momento y según el recuerdo de Rubby Haddock, el disco ‘La leyenda’ vendió más de 100 mil copias solo en la isla del encanto.

Ese mismo año 78, fue el último de la primera etapa musical de Rubby Haddock en la salsa (y la segunda de su vida si contamos el rock), pues se enlistó en el ejército para tocar como músico en la banda de la armada. Por varios años, el líder de la Orquesta Haddcok viajó por el mundo tocando como segundo trombón. Un año atrás, en 1977, ya había nacido su hijo Rubby Haddock Jr. «El culpable» de que esté presente el próximo 20 de abril para la octava edición de Las Leyendas Vivas de la Salsa.

Pero… ¿Qué significa el trombón para Rubby Haddock?

«Siempre que he tratado de coger otros instrumentos, pero siempre vuelvo al trombón. Es mi vida. Cuando yo tenía 19 años, el trombón fue el que me puso con Correa Cotto ahí. Cuando fui a la armada, primero no me gustó lo que iba a ser y el trombón me dio la oportunidad de estar mejor. Cuando salí de la armada el trombón me volvió a poner en la tarima. Ese es mi compañero. Tú sabes, l».o que es el bajo para Oscar D’ León, pues es el trombón para mí».

DATOS SOBRE EL CONCIERTO LAS LEYENDAS VIVAS DE LA SALSA 8

El festival Las Leyendas Vivas de la Salsa ya tiene la cartelera de estrellas confirmadas para su edición número 8, donde las últimas cartas jugadas por Edgar Berrío son, sin duda, las ganadoras.

Rubby Haddock y Johnny El Bravo son los últimos anunciados por el empresario paisa y la noticia ya está dando que hablar. Incluso, antes de que salgan a la venta las entradas, Berrío confirmó a Salserísimo Perú que ya tiene agotados más de 40 palcos para este evento que se llevará a cabo el próximo 20 de abril, en Medellín, Colombia.

«En estos momentos tenemos más de 40 palcos separados. Ahí el agradecimiento a los salseros que separaron sus lugares sin saber los precios de los tiquetes, ni la nómina final de artistas».

Y es que la cartelera completa está de no creer. Los primeros músicos confirmados fueron Johnny Colón, Roy Carmona de La Conquistadora, David Cedeño, New Swing Sextet, Frankie Vásquez y Mario Kaona con su Killer Mambo.

Según Edgar Berrío, el precio de los tiquetes será muy similar al de la edición anterior y estarán disponibles en latiquetera.com.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HÉCTOR LAVOE

ISMAEL RIVERA

FRANKIE RUIZ

CELIA CRUZ